martes

Hace siete años rompí un espejo, ahora sé lo que ví...ví el mounstruo que habitaba en mí.


No quise verlo hasta hoy, el mounstruo que tanto busque afuera, estaba en mí.

Con nuestros ojos podemos ver todo, salvo a nosotros mismos, para eso, necesitamos un espejo.

Mientras nos miremos en espejos equivocados, solo tendremos destrucción.

Hace falta mucho coraje para mirarse al espejo y aceptar lo que vemos. No existe el espejo que nos muestre lo que queremos ver, solo hay que mirarse al espejo y aceptar lo que vemos...porque eso, nos guste o no, es lo que somos...
 
 
 
Gracias a Cris Morena por crear reflexiones tan hermosas.

1 comentario: