lunes

26/07/10: Calma

Creo que hay momentos de la vida en los que debemos atravesar por diferentes cosas, serian algo así como una prueba para ver si realmente nos merecemos el premio grande que viene luego de: sufrir, llorar, odiar. En fin luego de atravesar un mal trago, amargo o semi amargo.
Esos momentos de calma, de reflexión que llegan luego de la tormenta son los que hacen que vivir valga la pena. El simple echo de saber que luego de la batalla viene la brisa cálida de mar que acaricia nuestras caras y nos trae la dulzura de un nuevo amor, un momento grato con afectos o sencillamente la calma de saber que todo al fin concluyo y que ahora solo queda disfrutar hasta que se debamos librar la próxima pelea, hace que tengamos menos miedo a ponerle pecho a lo que venga.
Para mi estar viva es eso, batallar, descansar, disfrutar y volver a batallar. Porque si realmente estamos vivos vamos a aspirar siempre a más, sin importar cuan grato sea el momento, siempre vamos a querer más, porque esa es la naturaleza del ser humano. Somos ambiciosos, y buscamos siempre superarnos, ya que es una forma de saber que estamos vivos, que por nuestras venas corre sangre, que nuestro cuerpo se estremece de pasión. Si no tenemos sueños, ambiciónes o deseos ¿Para que vivimos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario