lunes

1/11/10: Amor oscuro

Alguna vez entre vos y yo existió un fuego imposible de apagar, unas ganas locas de matarnos a besos y un amor maléfico, oscuro, sediento de sangre. También entre ambos existió el dolor, el sufrimiento y las lágrimas nocturnas derramadas sobre la almohada.
Nuestra unión estaba alimentada por el odio, la desgracia y algún que otro poema lugubremente hermoso, sí, eramos dos almas negras que se cruzaron en el camino de la muerte y decidieron compartir sus lamentos, al mismo tiempo que se burlaban de la felicidad y se autoconvencian de que lo suyo era lo que valía la pena.
Fuimos tantas cosas juntos, pero nada de todo lo que eramos era bueno. Hoy que mi alma comienza a iluminarce vos te quejas de no entender que es lo que me pasa, crees que soy una hereje, que traicione nuestro pequeño culto secreto, pero para serte honesta, descubrí que vivir de negro me estaba sofocando.
Hoy quiero alcanzar esa felicidad que antes creí inexistente, hoy quiero que mi cuerpo vibre de pasión, quiero llorar de felicidad, y sí, aunque vos lo consideres un suicidio, quiero enamorar de algo que no sea tu oscuridad. Necesito enamorarme de la luz de ese ángel que Dios puso en mi camino.
Lo siento mucho, pero hoy elegí ser feliz y vivir a colores aunque vos nunca lo vayas a entender. Hoy me divorcio de la oscuridad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario