jueves

9/12/10: Mañana...

Así transcurrió otro día, fingiendo estar bien, fingiendo que nada de esto me duele, ahuyentando las ideas oscuras de mi mente, no quiero fingir más, quiero encerrarme y llorar todo el día, irme en lagrimas a algún lugar donde la felicidad sea posible, quiero salir de este lugar, quiero olvidarme de quien soy, que hice, pero me ataron con cadenas irrompibles, y no puedo volar.
Necesito sentir la libertad quemándome la manos, necesito sentir que él todavía me quiere, necesito sentir que puedo, necesito sentir, así lisa y llanamente, porque esta última semana fue igual que si estuviera muerta, no siento nada. 
La navidad se acerca y yo no estoy feliz, en este periodo del año debería sentirme feliz, llena de gracia, agradecer por todo lo que tengo y no puedo!.
Me canse de rezar, me canse de creer, me canse de dar siempre lo mejor de mi y que nadie sepa que lo estoy dando, estoy asqueada de pretender que me interesa algo de lo que pasa a mi alrededor. Lo único que quiero hacer es sumirme en un sueño eterno, donde no hallan malas noticias, donde haya responsabilidades, donde pueda ser feliz.
Todos cuelgan la felicidad ante mi, y cuando estoy por alcanzarla descubro que era un trampa para conducirme a un acantilado, donde nuevamente soy arrojada a un abismo. Abismo del que cada vez me cuenta más salir.
Ya no quiero vivir así, y si todo esto que estoy pasando es parte de la vida, entonces renuncio a ella.
Perdón a todas las personas que me quieren, les falle, pero así no puedo más.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario