viernes

18/02/11: Maldita amante...

Otra vez estaba sola, mire la habitación esperando encontrar algo, algún indicio de que su despedida no era definitiva, de que en algún momento él volvería, me tomaría entre sus brazos y el tiempo perdido nos sería devuelto. Pero nada de eso llego a mí, solo vacío, recuerdos y alguna lágrima que escapo desde lo más profundo de mi alma.
La soledad se calaba dentro de mí ser y me generaba la extraña sensación de que no se marcharía, al menos no esa noche, o esa semana, o ese mes. Sentía en mi piel, de un modo inexplicable, la certeza de que estaría en esa habitación encerrada por un buen tiempo, de que alimentaria mi mente con vanas ilusiones que nunca se volverían realidad, y que al cabo de un tiempo aceptaría mi fatídica dicha.
La sangre estaba calma dentro de mis venas, ya no corría con la pasión y la vitalidad de antaño, mi mirada se había apagado, el fuego que antes la había hecho ser motivo de admiración ya no estaba allí, cuando él se marchó ese fuego se fue con él, al igual que mi frágil vida. Bueno, soy consciente de que no estoy muerta, pero a veces siento que si lo estoy, siento que cuando el cruzo esa puerta para embarcarse en una aventura que no me incluía se llevó consigo todo lo que importaba dentro mío, mis ganas de vivir, mis lujurias, mi belleza, mi inteligencia.
Y así estoy ahora, aquí sentada en la cama, observando la ventana, fantaseando con su tacto en mi cuello, con sus labios en mis clavículas, con sus caricias indecentes que en la intimidad me supo regalar. Extiendo la mano con la firme convicción de que podre alcanzarlas, por un momento me auto convenzo de que son algo material, palpable y que si me esfuerzo puedo recuperarlas.
Esta es mi situación, sola, vacía y a la espera de un viejo amor que una amante despiadada me supo arrebatar. El nombre de esa mujer siempre estará grabado en mí, nombre que impone temor, respeto, pero que en mí solo despierta odio, ganas de pedirle que me lleve a mí también.
Maldita esa mujer llamada Muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario