martes


La lectura es una de las cosas más hermosas que se pueden realizar en este viaje al que llamamos vida. Cuando se lee un libro automáticamente se es transportado a un universo donde los imposibles no existen, leer expande la mente, alimenta el alma e invita a vivir nuevas vidas. 
Por desgracia vivimos en una sociedad donde muy pocas personas dedican aunque solo sean treinta minutos de su tiempo a leer un libro, es que los placeres quedaron reducidos a un vaso de alcohol, una pitada de marihuana, algún remix olvidado de los 80'. Sin embargo hay algunos seres humanos que aun gozan de la mágica experiencia de dejarse atrapar por un libro.
Cuando se lee no existen los problemas, las necesidades, las broncas o las frustraciones. Leer es sinónimo de escapar sanamente de esta realidad, es permitirse salir de nuestro cuerpo por un rato y ser parte de la vida de alguien más.
Si todavía no probaste esta experiencia te invito a que la descubras, nunca es tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario