martes

28/02/12: No sé

Otra vez volvieron esas ganas desesperadas de llorar, de querer salir corriendo, de olvidarme de todos, y otra vez me encuentro con una pared sin posibilidad alguna de escapar. Siento que cada día me desgasto, son una piedra abrazada por el viento del desierto, cada nueva brisa se lleva una parte de mí. Me siento sola,  terriblemente sola y eso me aterra. No tengo nadie en quien realmente pueda confiar, nadie que se preocupe por mí.
Está bien, tengo a mi familia, pero hay cosas que ellos no pueden darme, no porque no quieran, sino porque no les corresponden a ellos. No tengo amigos, o al menos no los siento cerca. Es como si me estuviera hundiendo en el mar, poco a poco dejo de escuchar las voces de la gente, empiezo a dejar de ver el sol, me sumo lentamente en una letal oscuridad, y eso me aterra. ¿Cuando va a llegar el golpe que ponga fin a los latidos de mi corazón? Necesito ver la luz, salir, necesito un salvavidas y ¡no lo tengo!.
Cada día que pasa me veo más encerrada en un circulo vicioso, cada día es igual, hago las cosas sin realmente sentirlas, lo único diferente ahora es que no tengo el coraje de gritar lo que me pasa. Porque siento que nadie tiene ganas ni tiempo para escucharme. Necesito un abrazo, que alguien me diga que todo va a marchar bien, necesito que me den aliento, resumiendo, necesito que me quieran. Quiero sentirme querida, aceptada, necesito romper con todas estas cosas que me están corrompiendo, si no encuentro rápido una salida no sé a donde voy a llegar.
Me marea está incertidumbre de no saber, y el echo de pensar que todos los días van a ser como este me desespera. Quiero salir de toda está mierda y cada vez me hundo más. Es irónico porque todos dicen que soy una excelente amiga, una buena persona, y sin embargo nadie me tiene en cuenta para los buenos momentos, se sienten mal, me usan y después me desechan.
Creo que en parte es mi culpa, por estar siempre tan dispuesta a dar lo mejor de mí para que otros esten bien. Es mi culpa por querer que todos los que me rodean estén bien. Es mi culpa por no ser como son ellos, por tener valores, por querer ser fiel a mi misma... ¿Tan mal estoy?
No es sano para mi vivir en una sociedad que está profundamente enferma...

2 comentarios:

  1. Princesa, me senti dolorosamente identificada con tus palabras.
    Atravieso un momento de mi vida complicado y asfixiante, tanto tng todas las pilas como kiero tirarme a un pozo, un momento en el q la edad no distingue y te carcome el sufrimiento tengas 20 como 30. Kiero q sepas q estoy, si necesitas alguien con kien hablar o simplemente pasar un rato.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias hermosa, vos sabes que también contas conmigo. Supongo que todo en algún momento encontrará su equilibrio, pero mientras tanto nosotros sufrimos. Lo bueno es que pese a la distancia nos ''tenemos'' mutuamente de algún modo.
      Un beso grande!

      Eliminar