jueves

22/03/12: Vida

 Hoy empece el día como cualquier otro, el despertador sonó a las cinco y media de la mañana al igual que lo hace siempre, camine con los ojos cerrados al baño, hice lo que debía hacer, fui a la cocina aun con los ojos cerrados y quitándome la pereza de la mañana me digne a abrir mis ojos. Prepare mi desayuno habitual, en fin, mi comienzo de día transcurrió sin ningún sobresalto, tan normal como siempre.
 Volviendo a casa después de clase me puse a pensar que hubiera pasado si por algún capricho del destino anoche mientras dormía mi corazón se hubiera detenido, desde luego que hubiera sido un golpe duro para mi familia y para mis amigos, pero la pregunta es, ¿Cómo hubiera sido eso para mí? ¿Estaría segura de que puedo pasar al otro lado sin nada de lo que arrepentirme? ¿Podría despedirme de está vida sabiendo que hice todo lo que debía? La respuesta llego tan rápido como las preguntas: no.
 Siento que aun me queda mucho por vivir, que aun no estoy lista para decirle adiós a este mundo y sin embargo en está vida nunca se sabe, cada amanecer, cada latido de nuestro corazón, cada paso que damos es un milagro, no es pura coincidencia o química, es realmente algo mágico. Por eso es que creo que no tiene sentido que desperdiciemos tanta magia en limitarnos a ''ser''.
 La vida no se trata de ser el mejor en algo, de ganar más dinero o de quien es más bonita, la vida se trata acerca de dar todo lo mejor de vos, de correr tus sueños hasta alcanzarlos, porque te aseguro que hasta el sueño más loco se puede ser realidad. Nunca debemos de dejar de perseguir nuestros sueños, porque el día en que dejemos de hacerlo vamos a comenzar a estar muertos, nuestra vida se va a tornar monótona y de esa manera, nos vamos a comenzar a apagar de a poco hasta que un día nuestro fuego interno se acabe.
 Nunca dejes de vivir tus sueños, son ellos los que te mantienen vivo. Lucha por todas esas cosas que consideres correctas, quítate el miedo a amar, déjate ser, no ocultes tu brillo por miedo al que dirán, la gente siempre va a hablar a nuestras espaldas, esa es señal de que estamos por delante de ellos.
 Nunca es tarde para comenzar a vivir, nunca es tarde para pedir perdón y sobre todo, nunca es tarde para aprender a amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario