miércoles

16/05/2012: Adultos & Niños

''No hagas eso'', ''no tomes de ese vaso'', ''no aceptes ese caramelo'', y muchas frases más son parte segura de nuestra infancia. Desde chicos los adultos buscan formar en nuestras cabezas una determinada ética, buscan sembrar una serie de valores a los cuales nos aferremos a lo largo de nuestra vida adulta. ¿Con qué objetivo? Bueno, muchos argumentan que esto es para que seamos ''personas de bien''.
 La verdad creo yo, es otra, los adultos mediante los valores y la ética limitan de alguna forma nuestras acciones para que de esa forma nunca nos alejemos de un perímetro seguro. Haciéndonos creer que actuamos bien si hacemos tal o cual cosa nos mantienen bajo control.
 ¿Qué pasa con los chicos a los que nadie les siembra valores? Por lo general son lo que en la sociedad tildamos de desastre, mala persona, etc. Hay que tener cuidado con esto, porque no siempre es así, aveces los adultos se pasan de vuelta creando miedos en la cabeza de los chicos y estos terminan siendo adultos igualmente inútiles que aquellos que nunca conocieron un limite en su vida.
 Los valores de todos modos a mi parecer son algo que vamos creando nosotros a lo largo de nuestra vida. Los adultos pueden decirnos e imponernos lo que quieran mientras somos pequeños, pero al entrar en la adolescencia escapamos a ese control y es ahí cuando entramos en la ''zona de riesgo''. Y esta comprobado que cuantas más restricciones nuestros padres nos pusieron de jóvenes, más nos desviaremos de adultos, porque la mente humana funciona de una forma torcida que aveces pareciera que los adultos olvidan por completo.
 Ser padre no es fácil, estoy de acuerdo. Pero ser hijo tampoco lo es. Creo yo que los adultos deben comenzar a poner limites en su casa, si es que nunca lo hicieron sin asfixiar a sus hijos, enseñarles sin sofocarlos, darles libertad pero acompañarlos en el proceso de descubrirla. Así mismo, aquellos padres que nunca le dieron muchas libertades a sus hijos deberían comenzar a soltarles poco a poco la mano y dejarlos hacer su propio camino, con todos los errores que ellos puedan cometer.
Tenemos que dejar de esperar que nuestros niños sean adultos responsables a edades tempranas, porque eso es algo que tampoco hace bien. Obligar a los niños a crecer antes de tiempo, a veces no crea gente responsable, sino niños que siguen rompiendo juguetes. En este caso, otros niños.
 Por eso tenemos que dejar de ver lo mal que está la sociedad, y nosotros como modelos a seguir de las nuevas generaciones tenemos que empezar a ser ejemplo, dejar de pensar en nosotros, en la casa, en la plata y prestarles más atención a los más bajitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario