jueves

26/07/12: La meca de los suicidas.

Aokigahara es un bosque situado en las laderas del monte Fuji, en Japón. En torno a este lugar giran numerosas historias, desde que circulan fantasmas de aquellas personas abandonadas en su interior por sus familiares durante los periodos de hambruna y peste, hasta que el bosque por sus características magnéticas atrae a los suicidas como azúcar a las hormigas. 

Sobre los fantasmas no hay registros, pero es fácil creer que estos van a estar rondando por el bosque dada la historia negra que lo envuelve. Respecto al magnetismo oculto del mismo, el gobierno realizó numerosas investigaciones y acabo por desmentir este mito. 

Lo cierto es, que este bosque es elegido anualmente por montones de personas que van allí para quitarse la vida. El motivo es simple, el bosque está cargado de paz, cerca de la ciudad, por lo cual es relativamente fácil llegar a él y saben que una vez que se internen en su interior es muy difícil que alguien pueda encontrarlos o acudir en su rescate. 

Aproximadamente unos 75 cuerpos sin vida se encuentran en el interior del bosque cada año. Prácticamente, cada pocos días una vida desaparece en el interior de este bosque japonés. Cada año los voluntarios locales y la policía hacen "búsquedas de cuerpos" en todo el bosque. Este evento anual tiene su origen desde 1970. 

Muchos investigadores de lo paranormal han investigado este extraño fenómeno. Durante una de las investigaciones un equipo descubrió un campamento abandonado con todas sus pertenencias, además se registraron psicofonías e imágenes inexplicables. 

Muchos visitantes han informado ver apariciones de presencias extrañas, escuchando susurros que vienen de la nada. Según los testigos, los fantasmas de Aokigahara aparecen en forma de niebla y en forma humana a la vez. Las brújulas, GPS y dispositivos electrónicos parecen tener problemas para funcionar en lo más profundo del bosque, incluso en ciertos momentos del día. Muchas personas que entran en el bosque pierden la orientación muy rápidamente, incluso se tropiezan con cuerpos que aun no habían sido descubiertos. 

->En la entrada del bosque y a lo largo del mismo se pueden leer diferentes carteles tanto en japones como el inglés instando a los visitantes a reconsiderar su decisión, diciéndoles que tienen aun razones por las que vivir y que su vida es muy preciosa como para acabarla.

-> También se pueden observar numerosas cantidades de medicamentos desparramados por todo el bosque. Esto se debe a que está es una de las formas más comúnmente elegida por los suicidas. 

-> Se pueden también encontrar un sin numero de huesos y restos humanos. Internándonos aun más, podemos hasta llegar a encontrar cadáveres de resientes suicidios. Sin dudas, este bosque no es el lugar en el que muchos quisiéramos pasar la noche. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario