miércoles

12/12/12: Carta a Susana Trimarco


Es complicado empezar a escribir hoy.
Hoy, que parece que la justicia es una utopía, hoy, que después de ver el resultado de los procesos judiciales de ayer solo queda dolor e impotencia. Es difícil pedirte que sigas siendo fuerte, que sigas luchando, que no bajes los brazos, pero no podes darte por vencida, porque en algún lado Marita te está esperando, sabe que la vas a encontrar.
Todo lo que estas pasando y pasaste es horrible, no entiendo aveces los modos que tiene Dios de actuar. ¿Por qué tanto dolor? Pero después entiendo que no es culpa de ningún Dios, es culpa de nosotros, los seres humanos, poseedores de una maldad infinita, algunos capaces de cometer las peores atrocidades por un par de billetes mugrientos.
Sin embargo, creo que de todas las personas del mundo, vos sos increíble. Gente como vos hace que yo vuelva a tenernos fe, hace que piense que no todo está perdido, y que no importa lo que pase, en algún lugar siempre va a haber alguien luchando por la justicia, por la verdad, por el amor.
Lo que paso ayer fue aberrante, escandaloso, terrible. Pero también fue motivador, el hecho de que las cosas estén tan mal en este país, hacen que yo tenga ganas de estudiar, de crecer como persona, para el día de mañana unirme a alguien como vos, y hacer de este país, un lugar mejor para las futuras generaciones.
Te pido que no bajes los brazos, que no abandones el barco. El camino es tedioso, lo sé, y está lleno de depresiones, de dolores, de heridas que no puedo explicar y mucho menos sanar. Pero vale la pena, al final, siempre vale la pena.
Quiero pedirte que sigas teniendo fe, que confíes en que no todos los jueces son corruptos, en que no todos los políticos están comprados, en que no a todas las personas tu dolor le es indiferente. Siempre hay alguien fuera de serie, yo gracias a vos, creo que la gente buena sigue existiendo, y que esa bondad se contagia, una buena acción inicia una cadena que nos convierte poco a poco a cada uno de nosotros.
Vos fuiste el inicio de una. Está cadena no va a tener final, va a prolongarse y va a reclamar justicia, por Marita y por cada una de las chicas que en el mundo se ve atrapada en una red de trata de blancas. Va a gritar a los cuatro vientos las verdades más incomodas, va a perseguir a aquellas personas que contaminan el mundo y  al cabo de algún tiempo, va a crear un futuro mejor, para mi y para vos. Para todos.
Susana, hoy que tu dolor debe ser inimaginable, te pido que una vez más, vuelvas a luchar. Porque te necesitamos, necesitamos más gente como vos, que nos inspire, que nos llene de fuerza y que le declare la guerra a todas estas escorias de la sociedad que contaminan un mundo hermoso y lleno de amor.
Espero que si lees esto, tu alma sienta una caricia, aunque sea ínfima  porque es la intención de está carta. No estas sola, y nunca lo vas a estar.
Con todo mi afecto.
Lourdes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario