jueves

20/12/12: Fantasía de un alma solitaria

Tengo ganas de enamorar perdidamente, de fantasear con ese encuentro idílico entre nuestras almas incompletas. Besarte cada noche y ansiar hacerlo por la mañana. Me muero por extrañarte cuando no estés y por devorarte cada minuto que estemos juntos. Me gusta aveces dejar mi mente divagar, creando situaciones en las que vos y yo somos uno. A veces también en el silencio de la noche agrupo las partículas de oxígeno en la habitación y las hago vibrar creando el sonido de tu voz.
Cierro los ojos y me veo en la cama, acostada, y tus brazos, suaves al tacto, rodeando mi cintura, ambos muy quietos, casi inmóviles, temerosos de que el más mínimo suspiro rompa la ilusión de tu cuerpo y el mío en el mismo espacio temporal.
A veces la duda me puede, y me entrego a la depresión causada por la idea de que quizá no existas. ¿Cómo seguir viviendo si tengo la certeza de que vos no estás en este mundo? No, es simplemente imposible, sería muy cínico el hecho de que te tenga tan real en mi mente y estés tan ausente de la realidad.
Extraño sin nombre, necesito que llegues de una vez por todas a mi vida, que me sacudas y me dejes el corazón en carne viva. Puede ser que lo nuestro sea el verdadero amor, o puede ser que acabes por romperme el alma en mil pedazos, pero no me interesa, pasaría mil años condenada al infierno por vivir solo cinco segundos con vos en el paraíso.
Y así, me arrastro a lo largo de los días, esperando el momento en que el destino se apiade de este corazón sufriente y nos haga cruzarnos a la vuelta de la esquina.
Te imagino ahí parado, tan hermoso como siempre, con tu cabello castaña bañando tu níveo rostro. Tus manos entrelazadas, en un gesto casi nervioso. Tus labios apretados, esperando por mí, creyendo que el espera a una extraña sin nombre es absurdo.
Ahí voy a estar yo, igual de nerviosa y confundida como vos, feliz, porque al fin vamos a estar juntos. Algún día, yo sé que te voy a encontrar. Estoy segura, mientras tanto, me conformo con soñarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario