viernes

12/04/13: La felicidad



Todos nos adueñamos de un momento, puede ser pequeño o grande, significativo o no, pero es nuestros, es esa pieza de tiempo que hacemos inmortal, ese tesoro que guardamos celosamente entre la piel y el alma.
 Puede ser un aroma, un color, un recuerdo, cualquier cosa. Puede ser una calle olvidada, un número sin sentido, una frase poética. No tiene por qué ser real, quizá nos hacemos acreedores de una fantasía, tomándola y torciéndola cuando deseemos. 
 Lo importante, es que es tuyo, solo tuyo, porque vos solo sabes cuán importante es eso para vos. Son momentos que no vamos a olvidar. Es ese instante donde te sentiste dueño del universo. Ese momento, que tanto guardas, que tanto cuidas, que es tan tuyo, es la felicidad. 
 Hoy en día se ve tan complicado ser feliz, sin embargo, poco a poco vamos recolectando instantes para nuestro álbum de recuerdos emocional, y al verlos en retrospectiva nos damos cuenta cuan felices fuimos. Es entonces donde nos preguntamos: ¿Dónde está la felicidad ahora? ¿Cómo recuperarla? 
No la podes recuperar, y nunca se fue, está ahí con vos, simplemente llega, porque sí, sin razones, sin que la busques, porque así es ella, es una amante caprichosa, sigilosa que se infiltra en tu vida sin que la notes, porque quizá estás muy ocupado pensando en otras cosas.
La vida es complicada, y todos tenemos problemas, pero no dejes que esos momentos se queden solo en recuerdos, saboréalos cuando llegan, sácales el jugo, porque luego, cuando la tristeza llega, solo ellos son capaces de hacerte revivir, son los que van a llenar tu alma, y en ese entonces, sería hermoso poder decir: ‘’Que buen momento, quiero más así’’. En lugar de pensar: ‘’Era tan feliz y no me di cuenta’’.
La vida es eso que pasa mientras vos sacas cuentas. Deja de pensar tanto y limítate a sentir. La felicidad está más cerca de lo que crees.

5 comentarios:

  1. Yo creo que los momentos que vivimos, felices o tristes, nos convierten en quienes somos, nos moldean, nos definen, pero aún más que eso. Un gran autor que admiro definió el tiempo no como una línea, sino como una constelación llena de múltiples pasados y recuerdos, pero aún más importante que su percepción del tiempo es que, para él, tanto como para mí, el pasado no está muerto, lo cargamos con nosotros todos los días, lo traemos al presente, porque el presente no existe, solo nosotros, definidos por el pasado, un pasado que está vivo y hay que aprender a convivir con el y a aprovecharlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, me dejaste sin palabras. Hermosa reflexión, en pocas palabras dijiste cosas hermosas! Gracias por compartir algo tan hermoso, y por usar mi blog para hacerlo. Me dejaste maravillada.

      Eliminar
    2. ¿Eso está referido a mí, o hay dos personas que escriben en este blog?

      Eliminar
    3. Iba para vos jaja... Solo una persona escribe en este blog. Me gustaron mucho tus palabras!

      Eliminar
    4. Gracias, de hecho, es una de las pocas veces que me agradecieron/felicitaron por algo que escribí.
      PD: buena música de fondo para escribir.

      Eliminar