lunes

21/10/13: Te necesito para sostener toda esta tristeza...

Me despierto, lejos de casa, lejos de la vida que conozco. Algo me duele, pero no se que es. Se encuentra profundo en mi pecho, casi tocándome el corazón, luego pienso que eso es absurdo, que no me puede doler algo cerca del corazón, a menos que este seriamente herida.
Me levanto, no hay sangre, y en apariencia, todo se ve normal, pero el dolor perdura, sigue ahí, molesto, punzante... Cada vez más agudo.
Las lágrimas escapan de mis ojos, aun no se porque lo hacen, pero las veo unirse a la turbia agua del lugar en el que estoy. Quiero gritar, necesito hacerlo, siento como me comienzo a ahogar. ¿Cómo es posible estar agonizando de tal forma sin siquiera padecer una dolencia física? ¿Será acaso que estoy sufriendo por algo más? ¿Algo que quizá estoy empeñándome en no recordar pero que aun así me desarma por dentro?
Me siento a la orilla del río, el sol comienza a hacer su majestuosa ascensión en el cielo, se ve tan inmortal, tan místico. Una sonrisa se dibuja en mis labios, pero no es de felicidad, es más bien de aquellas que nos surgen cuando el dolor es insoportable. Lo sé ahora porque alguien me lo explico, si tan solo pudiera recordar quien o en que circunstancias lo hizo.
Algo cruza por mi mente, una imagen, es un joven de cabellos desordenados, esta sonriendo, se ve realmente guapo. No sé porque, pero quiero abrazarlo, algo dentro de mi me indica que lo necesito para que sostenga toda la tristeza que hay dentro de mi y que yo ya no puedo tolerar.
Desaparece, tan fugazmente como llego en mi mente, y el dolor se hace más agudo... ¿Será él quien me hace tan infeliz? Oh si tan solo pudiera recordar... ¿Podes escucharme extraño de mi mente? ¿Me podes venir a buscar ahora? Necesito que vengas a rescatarme...
Silencio... No hay nada... Solo el ruido de los pájaros que trazan círculos sobre mi cabeza en el cielo.
Estoy gritando, pero nadie me escucha. ¿Puede alguien ayudarme? ¿Puede alguien quitar todo este dolor?
Cierro los ojos, intento dormir...
Dormir...
Por siempre...
O al menos hasta que el dolor sea menos insoportable...
Necesito que estés donde estés, me vengas a rescatar... Te necesito para que te lleves toda la tristeza y el dolor que hay entro de mi y que ya no puedo sostener... Estoy acá... ¿Vendrás a por mi?






No hay comentarios:

Publicar un comentario