martes

05/08/14: Mirana

Esa vida no era para mi, nunca lo había sido. ¿Conoces la sensación de estar todo el tiempo en el lugar incorrecto? Eso me estaba ocurriendo, continuar allí me hubiera matado. Cada día que amanecía en aquel lugar me hacía sentir que una cuerda invisible se apretaba aún más alrededor de mi garganta. Estaba complemente segura de que esa no era mi vida, de que seguir allí iba a acabar conmigo.
Cuando la vi entendí de donde venía mi incomodidad, en secreto ella me había estado llamando, cada noche se alzaba majestuosa sobre nosotros, bañando todo con su plateada luz, hermosa, aguardando que la descubriera y que entendiera que misión en la vida era luchar sus batallas.
Nadie entendería mi enamoramiento, porque nadie entendía los secretos que ella albergaba. Nadie conocía los amantes que ella bajo su velo amparaba, o los asesinatos que con su oscuridad había ocultado. La vida bajo el sol era sencilla, no había secretos, todo estaba expuesto allí, listo para que alguien lo encontrara. Pero con la luna era diferente, todo en ella es un secreto.
Poco a poco caí profundamente enamorada de tanta oscuridad y tanto ocultismo. En el palacio comenzaron a llamarme ''lunatica'' y sí, era cierto, lo era, de hecho aún lo soy. La diferencia ahora es que ya no la veo desde mi ventana, ahora soy una con ella, son su princesa, su guerrera y su amante.
La luna es quien guía mi camino, y planeo que sea así por mucho tiempo, el que sea necesario. Mejor dicho, el que ella me necesita, luego con gusto me uniré al alma del mundo

2 comentarios:

  1. Muy lindo lo que escribiste, Mirana es mi favorita por encima de los demás.
    De cierto modo, como dice arriba, tus palabras me tocaron, así que tú tarea fue realizada con éxito.
    Gracias y seguí escribiendo que es muy agradable leerte.
    Saludos

    ResponderEliminar