sábado

01/11/14: ouch...

Me esta pasando algo raro, y un poco triste también.
Dejé ir a alguien que realmente me importaba porque no fui capaz de derrumbar las paredes que con tanta persistencia cree para mantenerme aislada del mundo. Me siento increíblemente mal al respecto, porque siento que me quedaron tantas cosas por decir, o hacer y sé que posiblemente ya nada de eso vaya a pasar. Así que bueno, es factible que los próximos días me vean escribiendo bastante al respecto, pero tengo que sacarlo de adentro mío, porque me esta consumiendo.
¿En qué momento empecé a cerrarme así? Creo que fue después de que sentí que el mundo se me vino abajo. Sé que hay que sobreponerse a las cosas y seguir, porque así es la vida, todo pasa, todo queda y todo se olvida. Pero a mi me afectó bastante más de lo que me gustaría admitir, y ahora estoy pagando las consecuencias de nunca haberlo afrontado.
Hay que ser muy valiente para mirarse a un espejo y afrontar que el monstruo que buscabas afuera en realidad esta adentro tuyo, sos vos, y es parte tuya. Yo no fui valiente hasta hace algunos días, y tristemente para mi, dejé a mucha gente en el camino, más de la que me gusta admitir. No sé exactamente a donde quiero llegar con este posteo, como dije antes necesito sacar todo esto de mi sistema antes de que me haga realmente mal.
Lo extraño, y busco pretextos para hablarle, pero ninguno parece bueno. ¿Cómo hacerle ver ahora que en verdad lo quiero cuando todas las señales que di indicaron lo contrario? No tengo idea, y por más que pienso una, dos, tres veces en eso, sigo sin tener una buena respuesta. ¿Es muy tarde? ¿El lo aceptara? ¿Me aceptara de vuelta? Estoy hecha un manojo de dudas, y lo preocupante al respecto es que ninguna parece estar clara.
Pero bueno, ante estos momentos no queda otra que respirar hondo, mirar para adelante e intentar hacer tu mejor esfuerzo para que las cosas resulten lo mejor posible, aunque a veces no veas que existe ''un mejor posible''. Se puede, todo se puede en la vida, sólo que algunas cosas llevan más tiempo que otras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario