lunes

05/01/15: Mi tercer amor...

Dicen que el amor verdadero es solamente el primero, que los demás no son muy importantes, o que se pueden superar con facilidad, pero que el primero, es ese que se queda para siempre con vos, pero también dicen que el primer amor es ese que no puede ser, porque ninguna de las dos personas esta apta para que funcione. El primer amor, para mi, es ese que te enseña que no podes solo, es el golpe de realidad que todos necesitamos tener en algún momento de nuestras vidas. Es ese que te enseña que nadie se muere de amor, que si bien al momento sentís que se te viene el mundo abajo, es sólo una sensación, nada más, porque no te agarras ni una gripe, seguís con tu vida, y un día, simplemente lo superas y seguís adelante.
El segundo amor es un poco más complicado, porque jamás es igual al primero, porque vos no sos igual, estas en un momento diferente de tu vida. Por lo general el segundo amor es fugaz, efímero, llega, estremece un poco tu alma y se va, sin dejar muchas marcas, sin ser muy importante. Por lo que pude ver, el segundo amor por lo general termina terriblemente mal, porque no es un amor inocente como lo fue el primero, el segundo amor es bastante más maduro, pero también, bastante más dañino. Llega, nos alborota, pone todo de cabeza y se va, así como llegó, rápido y casi sin que realmente podamos tener una noción de que paso.
El tercer amor es ese que todos esperamos, es la mezcla perfecta entre el primero y el segundo. Nos suele encontrar en un momento maduro de nuestra vida, donde ya no buscamos un simple revolcón, sino que necesitamos una persona que nos obligue todos los días a ser un poco mejor seres humanos. El tercer amor es ese que llega casi con la misma fuerza que el primero, pero que es diferente, porque lo afrontas con más cautela, quizá hasta con miedo. Por lo general cuando este llega, no tenemos ganas de enamorarnos, porque después de que los otros dos fracasaron, necesitamos un tiempo para nosotros, y lo malo de la soledad, es que una vez que te acostumbras cuesta salir de ella. Pero el tercer amor es ese que no podemos dejar ir, porque es el que nos mantiene con vida, es la razón del porque los otros no pudieron ser.
Creo que ahí mismo es donde estoy parada yo en este momento, en medio del torbellino del tercer amor, sumida en un caos de miedo, incertidumbre y sentimientos. Todos los días él es lo primero que pienso cuando abro los ojos  y lo último antes de dormir. El es mi principio y mi fin, es a donde quiero ir cuando los días no tienen colores. Es la razón por la que ahora sonrió sin motivos, y también es la razón por la que a veces lloro sin motivo.
Tiene el poder de llevarme hasta la cima del mundo, de hacerme sentir única, especial, querida. Ya lo dije antes, gracias a el encontré un buen motivo por el cual quiero ser mejor persona, por el soy capaz de cambiar todo lo que esta mal, porque el merece la mejor versión de mi misma, no la mediocre que entregué a todos los demás. Con el quiero entregarme en cuerpo y alma.
A riesgo de sonar repetitiva, con el quiero el paquete completo.

1 comentario:

  1. La verdad que no te conozco, solo sigo tu pagina y te vi un par de veces en las juntadas loleras. Pero me pareces una persona increíble con lo que mostras que logras. El post acompañado del tema me puso la piel de gallina ya a riesgo de sonar gay, te doy la razón en casi todo lo que escribiste. Suerte en este nuevo amor, dale para adelante que el que no arriesga no gana.

    ResponderEliminar